Leyenda de La Cueva del Tecolote

La Leyenda de “ la cueva del Tecolote “

Han sido muchos años donde se a tratado de descifrar los grandes mitos que encierran un gran misterio. que a través del tiempo podrían calificarse como Hechos Paranormales.Algunos pobladores de Juliantla y Tlamacazapa Llegaron a relacionar La cueva del Tecolote con algun Pacto Mortal con el Diablo, Donde a cambio del alma el les proveía con poderes sobrenaturales…

Existen otras expresiones propias del pueblo, como la que un grupo de letrados pueblerino (anónimos) a partir una historia indígena de Tlamacazapa, escribe en el siglo XIX la Loa a Agustín Lorenzo que hace un abierto llamado a la rebelión. El personaje legendario de Agustín Lorenzo es una transformación de los hombres-dioses prehispánicos, los cuales a partir de la conquista española se refugiarían en las cuevas de las montañas para preservar los ritos de la vieja religión. De esta forma, las antiguas deidades indias adquirirían un aspecto ambivalente, ya que por una lado cumplían un elemento de resistencia cultural y eran dadoras de bienes, ya que participaban en el ciclo agrícola. Pero al mismo tiempo la vieja religión era estigmatizada por los evangelizadores como expresión del diablo.
De esta dicotomía estará revestido Agustín Lorenzo. En la tradición oral se menciona que Agustín Lorenzo presencia el maltrato de su padre a manos del capataz del hacienda de Zacapalco, el motivo fue porque comió un poco de caña de azúcar. Ante esta afrenta Agustín decide vengarse y hace un pacto con el diablo en la cueva del Tecolote. Esto le da poderes para “guerrear” los españoles, asaltando las conductas que llevaban el oro a España. Estos elementos presentes en la historia oral muestran de manera clara un personaje con características libertarias, al cual se le impregno características arquetípicas integrando al imaginario colectivo elementos libertarios de otros personajes, principalmente de José María Morelos, el héroe independentista que recorrió las tierras del sur a principios del siglo XIX.


Estos elementos libertadores se clarifican y explicitan en la Loa a Agustín Lorenzo, en la que aparecen elementos de la cultura judía y la influencia ideológica del liberalismo integrados al sustrato cultural indígena. Esto da como resultado un expresión del patriotismo popular. La causa por la que Agustín Lorenzo se remonta es que opone a la “fatiga”, es decir al alistamiento con el ejército: “Don Damián: Hijo, te citan del juzgado a cumplir con tu fatiga, como muy buen ciudadano, ya sabes que ser honrado no cuesta ningún trabajo.Agustín: Desde la hora en punto en que me imponen esta ley quisiera yo ser veneno para acabar con el rey; yo soy indio mexicano y jamás olvidaré las leyes de un rey tirano, que a la mayor parte de mi Patria ha saqueado. Aquí no hay más remedio que todos, a un tiempo, gritemos con gran valor: “Muera el virrey de México”… “Muera el gobierno español”.
(Versión de Tetelpa
)
Agustín Lorenzo se rebela al ver las condiciones de pobreza en la que vive la gente, principalmente los indígenas. Otra causa de su rebeldía es su rechazo al saqueo de las riquezas del país que realizan los españoles; esto sucede mientras hay gente que vive en la opulencia y otra en la miseria.
Agustín Lorenzo es revestido de poderes sobrenaturales, ello porque tomo de una bebida que le fue dada por tres seres, llamados dragones de la reina, Mitractión, Adonais y Adenay. El brebaje le permite no morir en las batallas en las que participa y le da el don de la ubicuidad. Esta inmortalidad que adquiere Agustín Lorenzo, le permite intervenir en batallas y asaltos en contra de los que dominan a la patria (en la loa versión de Tetelpa son indistintamente españoles y franceses) o en contra de los que explotan a los indios. En el transcurso de la loa, escenificada durante dos noches, se repiten los cantos en donde se expresan los reclamos de justicia a la madre celestial.

Agustín Lorenzo esconde el producto de sus robos en una cueva mágica, que yo relaciono con las historias de cuevas encantadas que existen en el Estado Guerrero y  Morelos, historias de origen indígena. Finalmente Agustín Lorenzo no muere en la batalla y desaparece.

La participación de la gente de los pueblos en la representación de la obra es vital, lo mismo con su apoyo en el montaje, colocando las trancas para el corral, dándole de comer a los actores y músicos o simplemente observando y retransmitiendo el mensaje. En la loa, se busca de manera más clara involucrar al público en la trama.
Guacalero: Que en este patio se ve

Arriero: Gritemos todos en lista.
Torres: Que viva la Guadalupana
General: En el pueblo de …(aquí se pone el nombre del pueblo donde se presentaba)
Por ello, para comprender el impacto que pudo tener la obra en la conciencia de los pueblos del sur, podemos imaginarnos, que estamos en la fiesta de un pueblo. Los niños corretean por el polvoso atrio y la gente subida sobre la barda atrial de la iglesia observa y se divierte con la loa que año tras año a visto desde niño. Los diálogos se han convertido en parte de su vida cotidiana y conocen personalmente a quien en ese momento se ha transfigurado en el gallardo y patriota bandolero, con su gran capa, su espada plateada, su vestidura y sombrero de oropel. En ese momento Agustín Lorenzo se para en medio del escenario y se dirige a todo el público:
… en presencia de los habitantes de este pueblo,
tengo el honor de manifestar a todos,

cual es mi opinión para con el extranjero.Señores ha llegado el momento de unirnos
y hacer causa común para la nación
.www.juliantlas.com 2006-08-04                                               

~ by Dirección General on August 9, 2006.

 
%d bloggers like this: